Próximos cursos presenciales

Fernando II de León





All rights reserved. The contents of: "FERNANDO II DE LEÓN" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "FERNANDO II DE LEÓN" son propiedad de © Arteguias.com salvo la imagen de Santa María de Almocóvar cuyo autor es Cubero y se usa bajo licencia Creative Commons Attribution ShareAlike 3.0 Unported

Biografía de Fernando II. Rey de León

Fernando II de León, Asturias y Galicia nació en Barbastro hacia 1137. Fue el segundo hijo de Alfonso VII el Emperador y de doña Berenguela, hija del conde de Barcelona, Ramón Berenguer IV.

Rey leonés Fernando II. Tumbo A de la Catedral de Santiago de Compostela.

El testamento del rey Alfonso VII y los conflictos con Castilla

Subió al trono de León en 1157, gracias al testamento de su padre Alfonso VII; el monarca había decidido repartir sus estados entre sus dos hijos: Sancho III sería rey de Castilla, y Fernando II de León. Con esta división del reino castellano-leonés, que se mantuvo durante las tres décadas del reinado de Fernando II (1157-1188) y durante el de su hijo, Alfonso IX, se pasó del llamado Imperio hispánico a la España de los cinco reinos (Portugal, León, Castilla, Navarra y Aragón), como afirmara Menéndez Pidal.

Detalle escultórico de la colegiata de San Isidoro de León

Comenzó entonces un período, que se extenderá hasta la victoria cristiana de las Navas de Tolosa, en 1212, caracterizado por la considerable ralentización que experimentó el proceso reconquistador. Ello se explica por las desavenencias surgidas entre castellanos y leoneses a la muerte de Alfonso VII que impidieron, durante algunos años, hacer frente a los ataques almohades.

Campanario de San Tirso de Sahagún, León

Sancho III el Deseado (1157-1158), y Fernando II se ocuparon, principalmente, de resolver sus problemas fronterizos. León pretendía integrar a sus dominios la Tierra de Campos, disputada entre ambos reinos e incorporada a Castilla por el emperador. Reunidos en Sahagún (1158) ambos monarcas llegaron a un acuerdo por el que se repartían las zonas disputadas, se distribuían Portugal y se fijaban las respectivas zonas de influencia en al-Ándalus. Pero la muerte en ese mismo año de Sancho impidió la realización del proyecto.

Un niño de tres años, Alfonso VIII (1158-1214) heredaba el trono castellano. Fernando II supo aprovechar la ocasión que se le presentaba pues Castilla quedó sumida en la anarquía provocada por las luchas de poder que protagonizaron las poderosas familias de los Castro y los Lara durante la larga minoría de Alfonso. El rey leonés, aliado de los Castro, pudo imponer su autoridad en Tierra de Campos, además de apoderarse de Toledo y Segovia (1162), ciudades que, finalmente, fueron recuperadas por los castellanos en 1166.

Campanario de San Esteban de Segovia

Aunque la derrota de los Castro en Castilla (1165) hizo que Fernando II se centrase en la frontera sur del reino, amenazada por los portugueses, el estado de guerra entre León y Castilla se mantendrá hasta 1180.

Conquistas en Extremadura y guerra con Portugal

En 1165 contrajo matrimonio con Urraca de Portugal, hija de Alfonso I Enríquez. Fruto del mismo, nació un único hijo, que será el último monarca del reino de León, Alfonso IX. Sin embargo, el matrimonio apenas duró siete años pues fue anulado por el papa Alejandro III, dado el grado de parentesco existente entre los cónyuges.

Por estas mismas fechas, Fernando II pudo atender a la frontera sur del reino, la Extremadura. El mayor problema para León procedía de allí pues la presencia de tropas portuguesas y castellanas cerraba el avance reconquistador del reino y además, amenazaba su independencia eclesiástica y, por tanto, política: si Mérida caía en manos de Catilla o de Portugal, el clero leonés no dispondría de arzobispado propio del cual depender, pues el arzobispo compostelano lo era en cuanto se había trasladado a Santiago la antigua metrópoli emeritense, con carácter provisional. Ante esta situación, Fernando II optó por aliarse con los musulmanes (1169) para hacer frente a castellanos y, sobre todo, a portugueses pues, ese mismo año, el caudillo luso Geraldo Sempavor había penetrado en Extremadura. Tras tomar a los almohades las ciudades de Évora, Trujillo, Cáceres y Montánchez, Sempavor se disponía a atacar Badajoz, con la ayuda del rey Alfonso I de Portugal.

Campanario románico de Santa María la Mayor de Trujillo, Cáceres

Estas conquistas portuguesas suponían para León el fin de los sueños expansivos trazados en Sahagún y la pérdida de las parias musulmanas, que constituían uno de los mayores ingresos del reino. Por esta razón, unido a los musulmanes de Badajoz, Fernando II conquistó las tierras ocupadas por Geraldo Sempavor y su suegro, Alfonso I de Portugal, a quien después de vencido y hecho prisionero, devolvió la libertad sin condiciones.

A raíz de estos enfrentamientos surgieron en el reino de León las órdenes militares de San Julián del Pereiro, llamada, a partir de 1218, de Alcántara, y la de Santiago. La primera fue organizada, en 1170, por el obispo salmantino Ordoño, y aprobada por el pontífice Alejandro III en 1177. La de Santiago se creó el año 1170, en la ciudad de Cáceres, tras la victoria de Fernando II sobre Geraldo Sempavor.

Fernando II confió la defensa de Extremadura a Ermengol VII de Urgel, a Fernando Rodríguez de Castro y al arzobispo compostelano y les otorgó importantes beneficios como pago a su intervención contra almohades y portugueses. El conde de Urgel recibió varias heredades en la zona en recompensa a su ayuda en la conquista de Alcántara (1166) y en las campañas contra Geraldo Sempavor.

Iglesia de Santa María de Almocóvar de Alcantara. Cáceres

Fernando Rodríguez de Castro el Castellano, había sido uno de los fieles aliados del rey leonés durante los años de su intervención en Castilla. Con la entrega de Trujillo, Montánchez, Santa Cruz y Almofrag Fernando II recompensaba sus servicios, le resarcía de las pérdidas sufridas en Castilla tras el triunfo de los Lara y creaba un señorío capaz de oponerse a los posibles ataques castellanos por esta zona.

En cuanto a la presencia del arzobispo compostelano en Extremadura, se explica por la necesidad de defender la independencia de la Iglesia leonesa. Durante el reinado de Alfonso VII, el obispo compostelano Diego Gelmírez había logrado de Roma la restauración de la sede arzobispal de Mérida, en poder de los musulmanes, y su traslado provisional a Santiago de Compostela. Si se producía la ocupación de Mérida por castellanos o portugueses se podía poner fin al arzobispado compostelano, cuya existencia era necesaria para evitar que las sedes y el clero leonés quedasen sometidos al arzobispo de Toledo o al de Braga, dependientes de los reyes de Castilla y de Portugal, respectivamente. La defensa de la independencia de León, que no sería total mientras otros reyes pudieran intervenir en los asuntos leoneses a través del clero, exigía la conquista de Mérida.

Portada de Santa Eulalia.Mérida. Extremadura

Entre 1173 y 1174, rompiendo la alianza firmada en 1169, el sultán almohade Abu Yaqub Yusuf, realizó una campaña en la que León perdió todas las conquistas efectuadas en Extremadura. A partir de 1176 los reyes de León y Castilla llevaron a cabo continuas expediciones contra los musulmanes; mientras Fernando II saqueaba la zona de Jerez de los Caballeros, Alfonso VIII concentraba sus esfuerzos en la conquista de Cuenca (1177). Pero el rey castellano tuvo que abandonar la lucha contra los musulmanes para concentrar sus tropas en la frontera leonesa, donde habían surgido nuevamente problemas por la posesión de Tierra de Campos: Fernando II había invadido el reino de Castilla y se había apoderado de Dueñas y Castrojeriz.

Castillo de Castrojeriz

Por estos años, Fernando II contrae matrimonio con la noble gallega Teresa Fernández de Traba, hija del que fuera su preceptor Fernando Pérez de Traba. Pero ninguno de los dos hijos habidos en el matrimonio sobrevivió al padre, pues el segundo de ellos murió, junto a su madre, en el parto, en el año 1180.

Concertada la paz entre Castilla y León en Tordesillas (1181), Alfonso VIII y Fernando II pudieron llevar a cabo nuevas campañas contra los musulmanes: el leonés se apoderó de Yelmes y Alcántara, y aunque tomó Cáceres, en 1184, fue por poco tiempo pues se perdió de nuevo, en el año 1196, frente al emir almohade Yaqub al-Mansur. La ciudad será conquistada definitivamente por Alfonso IX en 1227.

Concatedral de Cáceres

Repoblación fronteriza, ordenación del territorio y donaciones a la Iglesia

El reinado de Fernando II se caracterizó por la intensa labor repobladora desarrollada tanto en las tierras fronterizas como en las zonas costeras y del interior del reino.
Los enfrentamientos con portugueses y castellanos obligaron a Fernando II a fortificar sus fronteras con ambos reinos. Frente a Castilla, se establecieron guarniciones en Tierra de Campos, como las de Almansa, Ferrera, Mansilla, Coyanza, Villalpando, Mayorga, Rueda, Ardón o Benevente, a la que Fernando II concedió, en 1164, su conocido fuero. Éste se convertirá en un modelo a aplicar en otras villas del noroeste leonés y gallego, como La Coruña (1180) o Mansilla de las Mulas (1181), fortificada por el monarca para contener el avance castellano por los ríos Cea y Esla.

Portada románica de la Catedral de Tuy

Las fronteras entre León y Portugal fueron reforzadas en la zona gallega: Castro Mazamud (1168), Salvatierra, Allariz, Lobeira o Tuy, que fue repoblada y dotada de fuero, en 1170, después de que fuese recuperada de manos de Alfonso I de Portugal.

Puebla de Sanabria

Sin embargo, los intentos de implantar concejos fracasaron ante la negativa de los pobladores libres a instalarse en zonas controladas por señores con atribuciones feudales. Más hacia el sur se repobló Puebla de Sanabria, Ledesma y Ciudad Rodrigo.

Lago de Sanabria

Con la fundación de esta última, en 1161, Fernando II recortó los límites del poderoso concejo de Salamanca, que quedó fuertemente molesto por la pérdida de territorio y por la obstrucción de su vía de penetración en la zona musulmana, en la que obtenían sus milicias abundante botín.

Fernando II quiso atraerse el apoyo de la Iglesia y lo hizo a través de generosas donaciones y privilegios que permitieron, por otra parte, el desarrollo de una importante actividad artística de la que son buen ejemplo la reforma de la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo o las obras de la iglesia de Santiago de Compostela. En 1158, por poner un ejemplo, apenas llegado al trono, confirmó la exención tributaria de los operarios que trabajaban en la construcción de la catedral de Santiago, cuyas obras experimentaron durante este reinado un notable impulso. Así, la conclusión del Pórtico de la Gloria, según la inscripción de su dintel, está fechada el año de la muerte del monarca, en 1188.

Pórtico de la Gloria

Un año antes de morir, en 1187, Fernando II contrajo matrimonio con Urraca López de Haro, (?-1226), hija del señor de Vizcaya, Lope Díaz de Haro, y amante del rey desde 1180. El nacimiento de Sancho (1186-1220), fruto de esta unión, provocó la enemistad de la reina con Alfonso, hijo primogénito del rey leonés, nacido de su primer matrimonio con Urraca de Portugal. Sin embargo, el fallecimiento del rey Fernando II de León en Benavente, el 22 de enero de 1188, acabó con la campaña que Urraca había iniciado contra su hijastro Alfonso a favor de Sancho, dado el reconocimiento por parte de la mayoría de la nobleza leonesa de Alfonso IX como nuevo rey de León.

Santa María del Azogue, Benavente

Fernando II fue sepultado en Santiago de Compostela, al igual que sus padres, tal y como había pedido en 1180, cuando concedió a la Iglesia de Santiago los derechos de cancillería, capellanía y sepultura regia meam et sucessorum meorum.

Lauda sepulcral de Fernando II en la catedral de Santiago

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Biografías
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libro

Título: ALFONSO VI

Comprar libro

Título: CUM MAGNATIBUS REGNI MEI. LA NOBLEZA Y LA MONARQUÍA LEONESAS DURANTE LOS REINADOS DE FERNANDO II Y ALFONSO IX (1157-1230)

Comprar libro

Título: COMPENDIO DE HISTORIA MEDIEVAL ESPAÑOLA

Comprar libro

Título: EXPRESIONES DEL PODER FEUDAL. EL CÍSTER FEMENINO EN LEÓN (SIGLOS XII Y XIII)

Comprar libro

Título: LA FORMACIÓN MEDIEVAL DE ESPAÑA

Comprar libro

Título: EL REINO DE LEÓN, HACE MIL AÑOS, MÁS O MENOS

Comprar libro

Título: RETRATOS DEL MEDIOEVO

Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "BIOGRAFÍA DE FERNANDO II DE LEÓN" en marzo de 2012