Próximos cursos presenciales
Guía del Románico en la Comarca do Ribeiro, Ourense

Románico de Orense y Lugo y Pontevedra - Página Principal
Características del Románico gallego

Ribera Sacra y el norte de la provincia de Orense
Ribera del Sil y sur de Orense

Comarca da Limia
Comarca do Ribeiro
(Página Actual)
Románico en Candan y Deza
Comarca de Caldas
Románico en Vigo
Románico de las Rías Bajas
O Morrazo
Ría de Arousa


A Paradanta
Río Miño
Románico en Lugo y alrededores


Mariña lucense


Comarca de Sarria



Comprar libro

Título: EL ROMÁNICO EN OURENSE

Comprar libro

Título: RUTAS ROMÁNICAS EN GALICIA 2

Comprar libro

Título: CONVENTOS Y MONASTERIOS DE GALICIA

Comprar libro

Título: ARTE DEL CÍSTER EN GALICIA Y PORTUGAL

Comprar libro

Título: O MOSTEIRO OURENSÁN DE SANTA MARÍA DE MELÓN. UN MONUMENTO CISTERCIENSE


Comprar DVD

Título: DVD DE LA SERIE DE TVE "MEMORIA DE ESPAÑA"





All rights reserved. The contents of: "ROMANESQUE ART IN COMARCA DO RIBEIRO, OURENSE - SPAIN" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "ROMÁNICO EN LA COMARCA DO RIBEIRO, OURENSE" son propiedad de © Arteguias.com

Las imágenes no firmadas proceden de fuentes de dominio público y se usan bajo licencia Creative Commons ShareAlive. Las imágenes de las iglesias de San Xoan de Ribadavia, San Xes de Francelos, San Cristovo de Regodeigón, Santa María de Lamas, San Miguel de Lebosende, Castrelo do Miño, Prado do Miño, Abelenda das Penas, San Xiao de Muimenta, Nosa Señora do Lodairo, Santa María de Razamonde y San Xoán de Sadurnin son de José Antonio Gil Martínez. La imagen de la Iglesia de Santa María de Oliveira de Ribadavia es de amaianos. Las imágenes de las iglesias Gomariz son de Lansbricae

Guía del Románico en la Comarca do Ribeiro, Ourense

Introducción

Bañada por el río Miño y marcada por los valles que sus afluentes Avia y Arnoia trazan hasta su desembocadura, la Comarca do Ribeiro se sitúa en los límites más occidentales la provincia de Ourense, confinando ya con las tierras pontevedresas de A Paradanta.

Portada de San Xoán de Sadurnin, en plena Comarca do RibeiroMundialmente conocidas por la excelente calidad de sus vinos, las tierras de O Ribeiro pueden igualmente jactarse de albergar en sus pequeñas localidades un magnífico patrimonio románico, empezando por el inigualable conjunto histórico de Ribadavia; continuando por los otrora influyentes monasterios de Melón y San Clodio, y concluyendo en las numerosas parroquias rurales que jalonan el territorio, algunas de ellas de enorme calidad, caso de los templos de Serantes o Castrelo do Miño.

Pese a que en la actualidad el territorio do Ribeiro pertenece administrativa y geográficamente a Ourense, la totalidad de monumentos románicos que a continuación desarrollaremos formaron parte de la Diócesis de Tuy hasta que, en fecha muy reciente, fueron disgregados del obispado tudense para pasar a formar parte de su homónimo ourensano.

Ribadavia

Poblada por celtas y romanos, quienes ya desde la temprana fecha del siglo II a.C. consta que supieron aprovechar las fértiles riberas del Miño para la producción vitivinícola como atestiguan los escritos de Estrabón; Ribadavia, tras caer en manos árabes, fue reconquistada en el siglo IX por el monarca asturiano Alfonso II, alcanzando su máximo apogeo durante la segunda mitad del siglo XI cuando el rey García I decidió instalar en la villa la corte del Reino de Galicia.

Ya en el siglo XII y al amparo de grandes centros monásticos próximos tales como Melón, Oseira y San Clodio, Ribadavia acusó un notable crecimiento demográfico, circunstancia que explica la proliferación de parroquias medievales tanto en su propio casco urbano ribadaviense como en localidades circundantes.

Vinculado a la Orden de los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén, el dedicado a San Xoán es un edificio de finales del siglo XII ubicado en pleno casco urbano y que, pese a sus considerables dimensiones, responde a la prototípica tipología rural de una sola nave culminada en cabecera semicircular precedida de un pronunciado tramo recto.

San Xoán de Ribadavia

El principal interés de la iglesia de San Xoán se concentra en su exterior, siendo de destacar la elegante portada occidental y, sobre todo, su potente ábside semicircular, el cual queda dividido en tres paños por medio de esbeltas semicolumnas entre las cuales, abren otros tantos vanos de medio punto trasdosados por baquetones ajedrezados.

Magnífico ábside de la iglesia de San Xoan de Ribadavia, Orense

Tanto en el propio hemiciclo absidal como a lo largo de los muros laterales, las cornisas quedan definidas por un registro de profundos arquillos ciegos sustentados por canecillos figurados entre los cuales, se adivinan variados relieves a modo de metopas.

Emplazada sobre una elevación también en el centro de la población, la Iglesia de Santiago ostentó en el pasado los rangos de colegiata y de iglesia matriz de la villa, datándose su erección entre los últimos años del siglo XII y primeros del XIII.

A simple vista, llama poderosamente la atención su semejanza tanto estructural como estilística con su vecina iglesia de San Xoán, constando de una única y amplia nave que desemboca, tras el consiguiente tramo recto presbiterial, en un ábside semicircular también de considerable volumen y horadado por vanos que, fruto de su avanzada cronología, manifiestan ya un ligero apuntamiento.

Ábside de Santiago de RibadaviaA los pies del templo y coronada por un sobrio rosetón, abre la portada principal, configurada a base de arquivoltas ligeramente apuntadas que enmarcan un tímpano con decoración calada. En el muro sur, donde perviven dos ventanales de roscas floreadas a través de los cuales se iluminaría la nave, encontramos un segundo vano de ingreso, mucho más sencillo y también apuntado.

En las cornisas volvemos a hallar el mismo repertorio decorativo apreciado en San Xoán a base de arquillos ciegos apeados sobre canecillos historiados. Cabe reseñar, por último, la existencia en su interior de una imagen sedente del Apóstol Santiago cuya factura se ha relacionado con un taller del círculo del Maestro Mateo.

De cronología ya puramente gótica aunque acusando aún los últimos retazos del aún cercano estilo románico, el suntuoso Convento de Santo Domingo es uno de los más antiguos de la Orden Dominica en territorio gallego.

Cabecera gótica de la iglesua del  Convento de Santo Domingo

Consta de tres armónicas naves rematadas en otros tantos ábsides en cuyos paños, separados por contrafuertes, abren esbeltísimos ventanales ojivales. El tramo de los pies es, probablemente, la parte más antigua del conjunto, desplegándose en su fachada occidental, bajo un bellísimo rosetón, una portada en la que, pese a su acusado goticismo, se aprecian aún ciertos coletazos estilísticos del románico.

La última de las parroquias románicas conservadas en Ribadavia es la de Santa María de Oliveira, también llamada Santa María del Burgo por ubicarse extramuros del primitivo núcleo urbano medieval.

Ribadavia, Iglesia de Santa María de Oliveira (o del Burgo)

Se trata de una modesta construcción, hoy de propiedad privada, que en origen perteneció a los monjes del Monasterio de Oseira, quienes, bien entrado el siglo XIII, acometieron en ella una serie de reformas que distorsionaron su morfología original. Son de destacar su portada de los pies así como el elegante rosetón floral que la corona.

Alrededores de Ribadavia

Celosía prerrománica de la iglesia de Iglesia de San Xes de Francelos, junto a RibadaviaUbicada a escasos dos kilómetros del centro de Ribadavia en la misma ribera del Miño, la hoy modesta capilla de San Xes de Francelos (San Ginés) constituye el único resto conservado de un antiguo cenobio benedictino femenino filial del Monasterio de Celanova.

Declarada Monumento Nacional nada menos que en 1951, los restos altomedievales más importantes se encuentran en el actual hastial occidental de la dieciochesca capilla, destacando un gran arco de herradura central sobre columnas y capiteles vegetales flanqueado, a cada uno de sus lados, por sendos relieves en los que se reproducen las escenas de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén y de la Huida a Egipto.

Capitel izquierdo de San Xes de Francelos

Completa el repertorio decorativo una bellísima celosía calada con decoración vegetal y perfilada por una no menos hermosa cenefa de medio punto animada a base zarcillos y fórmulas sogueadas de clara inspiración asturiana.

Adscrita también al Concello de Ribadavia, la parroquia de San Cristovo de Regodeigón conserva prácticamente íntegra su fábrica románica original, destacando su portada de los pies, ligeramente apuntada; así como el hastial meridional, donde además de dos bonitas ventanas, se aprecian los restos de una portada lateral hoy cegada.

Ventana y canecillos de San Cristovo de Regodeigón

Monasterio de Santa María de Melón

Situado a unos 10 kilómetros al oeste de Ribadavia y en un precario estado de conservación pese a los innumerables proyectos de restauración y reacondicionamiento presentados, hasta hoy nunca concretados; el Monasterio Cisterciense de Santa María de Melón es uno de los conjuntos monumentales medievales más sorprendentes y menos conocidos de la Galicia Interior.

Exterior de Santa María de Melón

Fundado en el año 1142, pasarían unas pocas décadas para que la primitiva construcción románica fuese sometida a una profunda remodelación con el fin de ser adaptada a los estrictos preceptos de la orden cisterciense, razón por la cual hoy, lo que queda del complejo monástico se revela ante el visitante como una armónica obra impregnada ya de un incipiente aroma goticista.

Convertidas en un amasijo de escombros entre la maleza la gran mayoría de las dependencias monacales originales debido a los devastadores efectos del abandono motivado por la Desamortización de Mendizábal, los restos más apreciables del Monasterio de Melón se concentran en la iglesia, proyectada en tres amplias naves de siete tramos que, tras un marcado crucero, desembocaban en una airosa girola a cuyo deambulatorio abrían distintas capillas radiales semicirculares; un modelo estructural gemelo al del no lejano cenobio de Oseira y que, más allá de Galicia, no existe parangón entre el resto de fundaciones cistercienses.

Capilla mayor de Santa María de Melón

Una vez arruinado el cuerpo de naves y con el fin de preservar lo que aún quedaba en pie, se procedió al cierre de la iglesia a la altura del crucero, resultando hoy su visión de lo más llamativa.

Monasterio de Santa María de San Clodio

También a unos 10 kilómetros de Ribadavia, aunque en este caso en dirección norte, el Monasterio de Santa María de San Clodio, perteneciente al fecundo en cuanto a románico se refiere Concello de Leiro, es el segundo de los cenobios medievales conservados en tierras do Ribeiro.

De fundación remota que incluso algunos especialistas, pese a la ausencia de documentación, atribuyen a monjes leoneses huidos de la meseta ante la amenaza arriana, consta su existencia desde al menos el siglo XII como abadía benedictina que, en 1151, acabaría por abrazar definitivamente la regla cisterciense convirtiéndose en un cenobio de referencia gracias a las abundantes rentas que le reportaba la producción vitivinícola.

Monasterio de San Clodio desde la cabecera

Ya en fechas más recientes, pese a que también sufrió un breve periodo de abandono debido a la Desamortización, corrió mucha mejor suerte que su homónimo de Melón al ser repoblado por benedictinos procedentes de Samos que, a finales del siglo XX, se vieron obligados a abandonarlo por su mal estado de conservación, situación hoy afortunadamente subsanada gracias a una restauración y posterior readaptación a fines hosteleros.

Presenta la iglesia una planta basilical de tres naves abiertas, sin solución de continuidad, a una cabecera triabsidial escalonada. Al interior, las naves quedan separadas por arcos apuntados soportados por pilares cuadrangulares cuya articulación delata la existencia en origen de una techumbre de madera sustituida, siglos después, por las actuales bóvedas estrelladas.

Fachada principal de Santa María de San Clodio

La fachada principal, algo mutilada por la adición del tan recurrente en Galicia campanario barroco, se estructura en tres calles divididas cada una de ellas en dos cuerpos en altura: abriéndose en el registro superior un elegante rosetón flanqueado por sendos óculos, y en el inferior una portada de arquivoltas apuntadas abrazadas por la típicamente cisterciense chambrana de puntas de diamante.

Santo Tomé de Serantes (Leiro)

En un entorno de singular belleza perteneciente también al término de Leiro, la parroquia de Santo Tomé de Serantes es una de las joyas más interesantes y desconocidas del románico rural gallego, amén de constituir un claro ejemplo que constata el hecho de que la riqueza del románico gallego no se circunscribe en exclusiva a fundaciones monacales, sino también a modestas feligresías locales.

Pese a su gallarda apariencia exterior, nos encontramos ante una construcción que responde a la prototípica estructura del románico rural gallego de una sola nave rectangular techada en madera que culmina en un espacio cabecero de dos tramos y testero recto cubierto, en este caso, con bóveda de cañón apuntada.

Iglesia de Serantes, Ribera Sacra

Al igual que apreciábamos en las parroquias urbanas de Ribadavia, volvemos a encontrar a lo largo de los muros exteriores de Serantes el recurso de enriquecimiento de cornisas a partir de profundos arquillos ciegos apeados sobre canecillos figurados, presentándose la particularidad de que, en lugar de metopas entre canes, son los propios arquillos los que acogen bajo su rosca distintas figuraciones animadas.

Al costado sur asomando a un espacio cementerial, abre el ingreso lateral, constituido por arquivoltas de medio punto molduradas que cobijan un tímpano labrado sostenido por mochetas decoradas con mascarones antropomórficos.

Mucho mayor interés concentra en todo su conjunto la fachada occidental, en la que lo primero que llama la atención es el monumental rosetón de tracería románica que corona el imafronte, el cual se presenta cobijado por dos arquivoltas de medio punto cuyos soportes se proyectan hasta la sobresaliente cornisa que protege el vano de ingreso.

Rosetón. Iglesia de Santo Tomé de Serantes

La portada propiamente dicha, ligeramente apuntada y protegida por un breve tejaroz sostenido por los ya recurrentes arquillos ciegos sobre canecillos, despliega un prominente guardapolvo y tres arquivoltas apeadas sobre columnillas acodilladas culminadas en capiteles vegetales y zoomórficos.

Presidiendo el tímpano se aprecia una cruz flordelisada flanqueada por las figuras de María y San Juan, habiéndose interpretado la escena como una representación del Calvario. Perfilando el tímpano se adivina también una inscripción en que aparece citada la era de 1208, que trasladada a nuestro actual calendario, serviría para datar la construcción de la iglesia en torno a 1170.

Otras iglesias románicas en el Concello de Leiro

Después de la monumental Ribadavia, es el Concello de Leiro quien puede presumir de aglutinar más edificios románicos de toda la comarca do Ribeiro ya que, amén de los sobresalientes y ya comentados de Santa María de San Clodio y de Santo Tomé de Serantes, han llegado a nuestros días otras tres parroquias románicas como son las de Gomariz, Lamas y Lebosende.

La Iglesia de Santa Mariña de Gomariz, erigida en un privilegiado enclave desde el que se domina buena parte del valle del río Avía, es un interesante edificio citado documentalmente ya en la temprana fecha de 1138 y del que se ha llegado a especular sobre un posible origen templario.

La parroquia actual, filial del desaparecido priorato de Toxos Outos, responde al reiterativo modelo rural de una sola nave canónicamente orientada que desemboca en una cabecera cuadrangular hoy algo desfigurada por la adición de un cuerpo tardío a su costado meridional. En el muro del testero abre una desproporcionada ventana de una arquivolta con chambrana ajedrezada que descansa sobre dos columnillas rematadas por capiteles y cimacios vegetales.

Santa Mariña de Gomariz

La fachada de los pies, sin duda la más interesante, se eleva flanqueada por dos robustos contrafuertes en dos cuerpos coronados por una graciosa espadaña de piñón triangular. En el registro alto, en lugar de un óculo o rosetón como suele ser más habitual, fue habilitado un funcional ventanal de medio punto que ilumina toda la nave.

La portada de ingreso, protegida por un tejaroz sostenido por estilizados canecillos, despliega dos arquivoltas de marcado peralte apeadas sobre esbeltas columnas de fustes entorchados coronados por capiteles zoomórficos y vegetales de tosca labra.

Ventana de la cabecera de la iglesia de Gomariz

Se conserva, anejo a la iglesia de Gomariz, un misterioso inmueble en cuya puerta de acceso, pese a las mutilaciones sufridas, se percibe aún el prototípico perfil románico de arco de medio punto y tímpano soportado por mochetas. Esta construcción, a buen seguro vinculada a la iglesia y que aportaría más pistas sobre su pasado monacal, ha sido conocido como "celeiro", término gallego que en castellano equivaldría a granero, silo o cilla.

La pequeña parroquia de Santa María de Lamas, conservada también en toda su integridad, se yergue, según la tradición, en las proximidades de un castillo desaparecido en el que se supone estuvo cautivo Alfonso VII.

La construcción, de extrema sencillez, presenta la clásica tipología rural de nave rectangular, cubierta de madera, y rematada en su correspondiente cabecera de testero plano. Al exterior, tanto cuerpo como ábside queda recorrido en sus cornisas por una interesante y variada colección de canecillos.

Iglesia de Santa María de Lamas

De sus dos portadas, la meridional presenta un vano adintelado de gran simpleza coronado por una rosca dovelada que acoge un tímpano liso; mientras que la de los pies, de mayor complejidad, despliega tres arquivoltas ligeramente apuntadas sobre un tímpano decorado con una cruz incisa de tipología flordelisada.

La última de las manifestaciones medievales del Concello de Leiro se encuentra en la parroquia de San Miguel de Lebosende, templo profundamente reformado en tiempos modernos pero que conserva aún su primitiva portada occidental tardorrománica.

Portada de San Miguel de Lebosende

Consta ésta de tres arquivoltas baquetonadas y de roscas apuntadas abrazadas por un guardapolvo animado por fórmulas vegetales y perlones esféricos. Descansan los arcos sobre columnas acodilladas rematadas por capiteles en los que fueron labrados motivos vegetales y figurativos, destacando por encima de todo, las dos mochetas que sostendrían un hoy inexistente tímpano, en las cuales fueron plasmadas representaciones antropomórficas.

Castrelo do Miño

Coronando un otero desde el que antaño se vislumbraba una amplia panorámica del valle del Miño y que hoy constituye un balcón privilegiado sobre la faraónica y polémica presa de Castrelo, la iglesia parroquial de Santa María de Castrelo do Miño debió ser, en origen, una construcción equiparable a las conservadas en el casco urbano de Ribadavia.

Lamentablemente y como tantos otros templos gallegos, sufriría una considerable reforma en tiempos del barroco de la que tan sólo se salvaron la torre campanario, adosada al costado meridional, y el ábside semicircular, en el cual es fácil adivinar la cercana influencia de los templos urbanos ribadavienses a través del registro de arquillos ciegos sobre canes que coronan las cornisas.

Detalle del ábside de Santa María do Castrelo do Miño

Se articula el perímetro absidial en tres paños separados por esbeltas semicolumnas rematadas en capiteles, abriéndose, en el centro de cada una de las calles, elegantes ventanales de medio punto trasdosados por molduras ajedrezadas. Además de los canecillos figurados, resultan muy llamativos los relieves que, a modo de metopas, se acomodan bajo cada uno de los arquillos de la cornisa, distinguiéndose motivos vegetales, geométricos y animalísticos.

Bóveda absidial de Santa María do Castrelo

Al interior, coronando la bóveda absidial, se conservan interesantes pinturas murales de cronología tardogótica en las que, imitando los programas e incluso la estética románica, se reproduce una completísima escena del Juicio Final.

También dentro del Concello de Castrelo, en la modesta iglesia de Santa María de Prado do Miño se aprecia aún, camuflada entre los muros cementeriales, su primitiva estructura románica de una nave rematada en su consiguiente ábside cuadrangular coronado por toscos canecillos.

Muros y canecillos románicos en la iglesia de Prado do Miño

Iglesias románicas en torno a Carballeda de Avia

Unos pocos kilómetros al norte de Ribadavia, el pequeño Concello de Carballeda Avia atesora tres iglesias románicas.

La más interesante de todas es la de Santo André de Abelenda das Penas, levantada, según sostienen algunos investigadores a tenor de diversos restos aparecidos en el entorno, en las proximidades de una villa romana.

Erigida en buena sillería granítica, presenta una única nave cubierta de madera abierta, en origen, a un ábside cuadrangular hoy remodelado. Al exterior, sostienen sus cornisas interesantes canecillos en los que fueron labrados enigmáticas cabecitas bastante repetidas en iglesias de la comarca

Portada de Santo André de Abelenda das Penas

En la fachada de los pies, coronada por una graciosa espadaña triangular de doble ojo, abre su portada principal, constituida por una chambrana ajedrezada y dos arquivoltas ligeramente apuntadas que descansan sobre esquemáticos capiteles muy erosionados. En el tímpano, perfilado por una cenefa abotonada, fue labrada una curiosísima cruz de inspiración celta.

Semejante morfología presenta la pequeña iglesia de San Xiao de Muimenta, conservándose, esta vez si, su cabecera original de planta cuadrangular cuajada de interesantes canecillos, algunos de ellos, de temática antropomórfica.

San Xiao de Muimenta

Su portada principal, encarada a poniente, consta de un sencillo vano adintelado abrazado por arquivoltas de medio punto baquetonadas que quedan, a su vez, trasdosadas por el conocido guardapolvo taqueado. Al costado meridional abre una segunda portada mucho más sencilla, constituida por un simple y estrecho vano dovelado.

La última y no por ello menos interesante manifestación románica del municipio de Carballeda de Avia es la iglesia de Nosa Señora do Lodairo, templo de tipología rural que vio como durante el barroco fue reconstruida su cabecera que, a buen seguro, respondería a la prototípica tipología cuadrangular tan común en toda la comarca.

Detalle del tímpano de Nosa Señora do Lodairo, en Carballeda de Avia

Además de la bien conservada colección de canecillos que recorren los muros de la nave, algunos de ellos figurados, el interés del edificio se centra en su portada de los pies, ligeramente apuntada y que acoge un originalísimo tímpano decorado con cadenetas, estrellas y una cruz griega de botón central inscrita en una moldura cuadrangular.

Iglesias románicas del Concello de Cenlle

Al norte de Ribadavia en dirección O Carballino, el Concello de Cenlle sorprende al visitante con dos templos cuyas portadas son un buen ejemplo de la enorme originalidad y variedad temática que atesoran los tímpanos del románico gallego.

Portada sur de Santa María de RazamondeEn la iglesia de Santa María de Razamonde, profundamente reformada durante el barroco, tan sólo han sobrevivido de su primitiva fábrica románica los muros perimetrales de la nave, abriéndose en su hastial meridional una interesante portada de una sola arquivolta apuntada y perlada trasdosada por una cenefa ajedrezada a modo de guardapolvo.

Los capiteles presentan una ornamentación geométrica considerablemente desgastada, mientras que en el tímpano, sostenido por sendas mochetas rematadas en pomos, identificamos una cruz patada central flanqueada por diversos elementos geométricos.

Muy cerca de Razamonde, la iglesia de San Xoán de Sadurnin vio igualmente como su estructura original fue modificada durante la Edad Moderna, conservándose, como testimonio más sobresaliente de esa primitiva construcción altomedieval su portada de los pies, de dos arquivoltas abocinadas y de perfil apuntado que reposan sobre columnas rematadas en capiteles figurados.

San Xoán de Sadurnin

Remata la portada una chambrana decorada con puntas de diamante, signo inequívoco de una cronología tardía que bien pudiera enmarcarse entre las décadas finales del siglo XII y las primeras del XIII. Preside el tímpano una cruz patada de Malta.

La iglesia de Santa María de Esposende presenta como principal atractivo, además de una curiosa inscripción de carácter goticista que recorre el perímetro exterior de una capilla añadida al costado norte; su portada de los pies, de medio punto y, como sus vecinas, dotada de tímpano ornamental en el que el motivo principal es una tetrapétala inscrita en un círculo simulando la forma de una cruz.

El último testimonio románico del Concello de Cenlle lo constituye la iglesia de San Miguel de Osmo, tan remodelada en fechas posteriores que sólo unos humildes canecillos atestiguan en la actualidad su origen medieval.

(Autor del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
José Manuel Tomé)

 

Suscripción
Boletín Electrónico Histórico de Boletines
Tiendas
Tiendas Online: compras e inscripciones
Libros de Arte Libros de Historia Medieval
Ebooks Revistas de Arte
Vídeo y Música Maquetas
Artesanía Medieval Cursos Presenciales
Cursos Online Viajes y Visitas Guiadas
Tienda Física
Establecimiento Comercial
Contenidos
Contexto histórico
Edad Media en Europa Edad Media en España
Sociedad Medieval Cultura Medieval
Política Medieval Religiosidad Medieval
Biografías  
Arte Prerrománico
Visigótico Asturiano
Mozárabe Prerrománico en Europa
Arte Bizantino  
Arte Románico
Arquitectura románica Escultura románica
Pintura románica Manuscritos iluminados
Camino de Santiago Simbolismo románico
Monasterios románicos Pilas bautismales
Imaginería y eboraria Orfebrería y esmaltes
Puentes medievales Románico porticado
Restauraciones  
Por provincias
Segovia Ávila Salamanca Zamora
Valladolid Palencia Burgos Soria
León Guadalajara Cuenca Madrid
Navarra Huesca Zaragoza Teruel
Barcelona Girona Lleida Tarragona
Cantabria Asturias Coruña Pontevedra
Orense Lugo Álava Vizcaya
La Rioja Cáceres Badajoz Jaén
Córdoba      
Otros países
Arte románico Francia Arte román. Alemania
Arte románico Portugal Arte román. Inglaterra
Arte románico Italia Arte rom. Escandinavia
Resto de Europa Líbano y Palestina
Arte Mudéjar
Arquitectura mudéjar
Por provincias
León Zamora Salamanca Valladolid
Segovia Ávila Guadalajara Madrid
Toledo Zaragoza Teruel Cáceres
Badajoz Córdoba Sevilla  
Arte Gótico
Arquitectura Gótica Vidrieras
Por comunidades
Castilla y León Castilla La Mancha
Madrid Andalucía y Murcia
Extremadura Cataluña
Aragón Valencia y Baleares
Navarra/Rioja/P.Vasco Norte de España
Arte Islámico
Islam y Al-Andalus Arte Califal
Reinos de Taifas Almorávide/Almohade
Nazarí  
Castillos
Castillos - Arquitectura
Por comunidades
Castilla y León (norte) Castilla y León (sur)
Cast. Mancha y Madrid Extremadura
Andalucía y Murcia Canarias
Valencia y Baleares Canarias
Cataluña Aragón
Navarra/Rioja/P.Vasco Galicia y Cantabria
Arte no medieval
Arte Prerromano Arte Romano
Arte del Renacimiento Arte Barroco
Neoclásico y romántico  
Más información
Diccionario Enlaces
Animaciones y Vídeos  
Monografías
Catedrales de España Monasterios de España
Monumentos por conocer Conjuntos Históricos
Museos Rutas
Otros lugares de España Monumentos de Europa

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libro

Título: RENOVACIÓN INTELECTUAL DEL OCCIDENTE EUROPEO (SIGLO XII)

Comprar libro

Título: EL MONACATO GALLEGO EN LA ALTA EDAD MEDIA

Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO HISTÓRICO DE GALICIA EN LOS SIGLOS MEDIEVALES


Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval


Última actualización de "ROMÁNICO EN LA COMARCA DO RIBEIRO, OURENSE" en marzo de 2011

AVISO LEGAL