Próximos cursos presenciales
Crónica e imágenes del Viaje Guiado: Teruel fascinante, 09 y 10/05/15


All rights reserved. The contents of: "STORY OF GUIDED TRAVEL: FASCINATING TERUEL. 9-10/05/15" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "CRÓNICA E IMÁGENES DEL VIAJE: TERUEL FASCINANTE. 9 Y 10/05/15" son propiedad de © Arteguias.com

Crónica e imágenes del Viaje Guiado: Teruel fascinante, 09 y 10/05/15

A las ocho en punto desde la Avenida de América de Madrid, la expedición partió rumbo este por la autovía a A-2 para, tras la parada técnica de rigor en un área de servicio de Alcolea del Pinar, abandonarla y, a través del antiguo Señorío de Molina, adentrarnos en la provincia de Teruel por su extremo occidental.

La capital de Teruel fue el principal -aunque no el único- protagonista de nuestro viaje guiado

La primera parada temática del fin de semana tuvo como escenario el majestuoso castillo de Peracense, al que accedimos desde la cercana localidad de Ródenas, enclavada en uno de los territorios más aislados y despoblados de la Península Ibérica.

Nada más llegar al castillo de Peracense, sucumbimos a su belleza y nos hicimos esta foto de grupo

En el castillo de Peracense nos esperaba Antonio, uno de sus historiadores-arqueólogos que nos acompañó guiándonos a lo largo y ancho de los tres recintos que componen la impresionante fortaleza, de gran importancia histórica en los contextos bélicos fronterizos entre la Corona de Castilla y la de Aragón.

Subiendo al recinto interior del castillo

Desde el castillo de Peracense, preguntándonos aún muchos de los asistentes cómo esta inigualable construcción no es más conocida y no se encuentra más promocionada en itinerarios turísticos, descendimos por el mismo camino para disfrutar de una agradable comida en un restaurante de la citada población de Rodenas.

El color rojo de la piedra contrasta con el paisaje que rodea ala fortaleza

Desde Rodenas, en poco menos de una hora nos aproximamos a la ciudad de Teruel, capital del Mudéjar por antonomasia y que conserva cuatro magníficas obras de este estilo declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Llegada a la ciudad de Teruel. al fondo la torre de El Salvador

Justo en el Paseo Óvalo, nos bajamos del autobús para ser recibidos por María Pilar, guía oficial de la ciudad de Teruel y que nos acompañaría durante toda la jornada de tarde.

Con la intención de seguir un orden cronológico de los cuatro templos mudéjares, iniciamos el recorrido por el más antiguo de ellos, que no es otro que el de San Pedro, que además de sorprender al visitante con la más antigua de las torres mudéjares turolenses, acoge en su interior el mausoleo de quizás los personajes más conocidos de la historia de la ciudad: Los Amantes de Teruel.

En el interior de la fastuosa iglesia de San Pedro de Teruel

Además de su torre y el citado mausoleo, recorrimos las diferentes estancias que componen el complejo monumental de San Pedro: su claustro, el jardín desde el que se vislumbra una privilegiada panorámica de la cabecera, los anditos y, por supuesto, el precioso interior del templo, obra neomudéjar concebida con la intención de reproducir su primitiva apariencia.

En el corazón de la ciudad: la Plaza del Torico

Desde San Pedro y a través de las intrincadas callejas del casco urbano turolense nos asomamos a la emblemática Plaza del Torico, donde además de conocer la historia que le da nombre, pudimos admirar varias construcciones del estilo que, después del mudéjar, más caló en Teruel: el Modernismo.

Desde la Plaza del Torico accedimos a la Catedral de Santa María de Mediavilla, en la que, además de en su torre, todas las miradas y atenciones se centraron en su deliciosa y única en el mundo techumbre de madera, ricamente decorada con pinturas gótico-mudéjares y que pudimos saborear desde el privilegiao balcón que constituyen las tribunas interiores de la seo.

Visita a la Catedral de Teruel

Muy cerca de la catedral visitamos panorámicamente la torre de San Martín para, desde ella, acercarnos por último a su hermana gemela de San Salvador, en cuyo interior, dividido en tres niveles, ha sido habilitado un pequeño centro de interpretación del mudéjar turolense y aragonés.

Los campanarios mudéjares fueron de los monumentos más admirados

De regreso al Paseo Óvalo y tras despedirnos de nuestra guía María Pilar frente a la monumental escalinata neomudéjar, recogimos las maletas del autobús para dirigirnos a nuestros hoteles antes de cenar en un céntrico mesón de la ciudad.

La mañana del domingo, al igual que la jornada de sábado, amaneció soleada y primaveral, dirigiéndonos con el autobús hacia la histórica ciudad de Albarracín.

Por la mañana del domingo nos acercamos a Albarracín

Junto al aparcamiento de autobuses nos esperaba Raquel, guía oficial de la Fundación Santa María de Albarracín, con quien iniciamos la visita por sus estrechas callejuelas conociendo en detalle cada uno de sus palacios, puertas de la muralla, iglesia de Santiago, rincones de especial encanto como la conocida como Casa del Abanico, o la propia Plaza Mayor.

Foto de grupo en uno de los miradores de Albarracín

A continuación, tras asomarnos a un estupendo balcón desde el que pudimos tomar espectaculares fotografías del conjunto urbano medieval, accedimos al interior de su catedral, que pese a estar siendo objeto de obras de restauración desde hace varios años, tuvimos el privilegio de poder entrar a conocer sus tesoros.

En el interior de la catedral de Albarracín

Por último, desafiando al calor y a las empinadas cuestas que caracterizan la trama urbana de Albarracín, nos aproximamos a su castillo - alcazaba, emplazado en la parte más alta de la ciudad y desde cuyos torreones y paseos de ronda las vistas son de postal. Desde el castillo, descendimos de nuevo a la parte baja del pueblo para tomar el autobús y acercarnos al restaurante a reponer fuerzas.

Vistas desde el castillo

Por la tarde, ya de camino a Madrid, hicimos una breve parada en la cascada conocida como Batida del Molino Viejo de Calomarde, un paraje precioso y accesible desde la carretera. Aquí tuvimos un gran susto con la caída de una compañera. Afortunadamente, a pesar de lo aparatoso del percance, no ha habido nada importante que lamentar.

Cascada conocida como Batida del Molino Viejo de Calomarde

La comitiva reemprendió el camino para adentrase en una de las comarcas más bellas y vírgenes de España: la unión de dos espacios serranos como son la Sierra de Albarracín y la Serranía de Cuenca.

Nacimiento del Río Tajo

Es más de un centenar de kilómetros de carretera casi solitaria rodeada de montañas y valles repletos de pinares y otras especies vegetales. La primera sorpresa fue el nacimiento del Tajo (en los Montes Universales) monumentalizado con estatuas del artista José Gonzalvo Vives. También pasamos junto al Embalse de Toba, por el pintoresco pueblo de Uña, el cañón del río Júcar, las cercanías de la Ciudad Encantada, hasta alcanzar las proximidades de Cuenca, donde paramos en una de sus Áreas de Servicio mejor acondicionadas.

Serranía de Cuenca

Desde allí, regresamos a Madrid, despidiéndonos hasta el próximo viaje a la Ribera Sacra (Ourense y Lugo).

Más información en:

Tel:
91 4480884

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Viajes Guiados
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval