Próximos cursos presenciales

Santa María del Naranco


All rights reserved. The contents of "SANTA MARÍA DEL NARANCO" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "IGLESIA DE SANTA MARÍA DEL NARANCO" son propiedad de © Arteguias.com menos las imágenes no firmadas que son de dominio público

Iglesia de Santa María del Naranco

Introducción a la Arquitectura Asturiana

La sorprendente Arquitectura Asturiana, nacida en el seno de un pequeño reino del norte peninsular, sigue siendo un enigma artístico.

Detalle de la iglesia de Santa María del Naranco, Oviedo

Hoy, la hipótesis más aceptada para explicar el nacimiento y desarrollo de estos singulares edificios de los siglos VIII, IX y comienzos del X en la Cornisa Cantábrica es la de que sus constructores imitaron edificios tardorromanos preexistentes en Asturias, como:

  • Los Baños de Gijón.
  • La Villa de Veranes.
  • El Balneario de Las Regueras.

Hasta hace poco, se pensaba que la escasa romanización del Cantábrico habría dejado escasísimas -si no nulas- obras arquitectónicas. Hoy se sabe que tal hipótesis no es cierta.

Características

En general, los templos conservados de la Arquitectura Asturiana tienen una gran similitud entre sí, con la única excepción de los pertenecientes al "Periodo Ramirense"

Santa Cristina de Lena. Iglesia ramirense

En efecto, durante el breve reinado de Ramiro II (842-850) se construyeron una serie de edificios (al menos nos han llegado tres) que superaron notablemente en calidad lo realizado antes y después. Estos edificios son:

  • Santa María del Naranco.
  • San Miguel de Lillo.
  • Santa Cristina de Lena.

Tal es la importancia de estos tres monumentos que a este grupo se le ha bautizado con una denominación específica: "Arquitectura Ramirense".

La Arquitectura Ramirense

En los edificios pertenecientes a la Arquitectura Ramirense se aprecia una construcción de mayor calidad que los prerramirenses y postramirenses.

Por ejemplo, los muros se construyeron a base de sillarejos mejor cortados y, en algunos casos, sillería de calidad.

Un hecho de gran importancia es que los tres edificios ramirenses se cubrieron por completo mediante bóvedas de medio cañón sobre arcos fajones, no sólo la cabecera como era habitual hasta ese momento.

Capiteles de la iglesia de Santa Cristina de Lena

Por último, unas de las grandes diferencias entre las iglesias ramirenses y las que no pertenecen a este selecto grupo es que, en aquéllas, aparece escultura monumental en capiteles y relieves murales.

Aula palatina de Santa María del Naranco

Santa María del Naranco es una de las obras maestras de la arquitectura prerrománica en España. Pertenece al Periodo Ramirense de la Arquitectura Asturiana del siglo IX.

Santa María del Naranco. Joya de la arquitectura asturiana

Se asienta sobre las laderas del Monte Naranco, próximo a la antigua capital del reino asturiano: Oviedo.

Un rápido vistazo al edificio nos indica que su morfología no tiene nada que ver con las de las iglesias de la época, pareciéndose más a un templete romano que a una iglesia cristiana. De hecho, se piensa que, en origen, se trató de un palacio real o aula palatina, encargado por el monarca Ramiro I y que se terminaríade edificar en el año 842. En el siglo XII se convertiría en la iglesia de Santa María.

El citado rey también mandó edificar en el Monte Naranco, a un centenar de metros, la iglesia de San Miguel de Lillo, otras de las grandes joyas de la arquitectura asturiana altomedieval.

San Miguel de Lillo. Oviedo

Arquitectura

Santa María del Naranco es un edificio de planta rectangular con alzado de dos plantas, aunque aparenta tener tres por el efecto óptico generado sabiamente por el arquitecto mediante la apertura de los ventanales superiores existentes en los frentes.

Ventanal que genera la falsa impresión de que la iglesia de Santa María dispone de tres pisos

El material constructivo es el sillarejo -habitual de este tipo de arquitectura- pero también abunda la sillería, lo que demuestra la calidad de este eificio. Y es que su desconocido arquitecto -mediante grandes conocimientos técnicos y estéticos- diseñó un edificio esbelto, ligero y elegante.

Vista de conjunto de la iglesia

Como veremos, existe una gran correlación arquitectónica entre el piso superior y el inferior. El piso inferior actúa de sustento del piso alto con una bóveda más baja y fuerte que la de su homólogo superior.

Piso Superior

El Piso superior posee una planta rectangular rematada en sus extremos por dos belvederes o balconadas.

Costado norte del edificio

Rápidamente se aprecia la magnífica calidad del abovedamiento mediante bóveda de medio cañón reforzado por arcos fajones. Estos arcos fajones se corresponden al exterior con contrafuertes para contrarrestar sus empujes.

En este piso superior, los muros laterales se articulan por medio de arquerías ciegas basados en arcos peraltados de medio punto, dos de las características típicas del periodo ramirense.

En Santa María del Naranco, como en los otros edificios Ramirenses, destacan los relieves figurados de su interior

Las escaleras de entrada al piso superior se encuentran en su exterior.

Escalera de acceso al piso superior del edificio

Relieves escultóricos

Pero no sólo es magnífica la calidad arquitectónica de la parte superior del aula palatina de Santa María del Naranco sino que el maestro constructor la dotó de cierta decoración escultórica. En efecto, cada uno de los arcos fajones citados anteriormente termina en unas molduras o líneas de imposta, como será habitual, dos siglos después, en el románico. Después, los arcos fajones se prolongan mediante pequeñas bandas que se rematan en relieves rectangulares y medallones con decoración escultórica.

Relieves escultóricos en Santa MAría del Naranco

Se trata de relieves muy planos, de gran esquematismo y geometrización, mientras que su iconografía y estilo es relacionable al mundo anglosajón y celta, aunque también al ámbito oriental (arte persa y bizantino).

Concretamente, en las enjutas de los arcos se colocaron discos conformados por dobles sogueados, maraña de tallos y figuras de animales. Encima de éstos se dispusieron frisos rectangulares de orientación vertical cuyos relieves muestran arcos que cobijan guerreros a caballo en actitud de aclamación.

Capitel figurado y sigueado de Santa María del Naranco

Las columnas interiores, en todo semejantes a los de Santa Cristina de Lena, están pareadas con los fustes sogueados. Los capiteles son troncopiramidales, con los collarinos y las aristas también decoradas por sogueados, que conforman espacios triangulares donde se cobijan animales (posiblemente leones) y figuras humanas.

Capitel interior donde predominan los sogueados y las figurillas de animales y personas

Los belvederes

El piso superior presenta dos belvederes o balconadas en sus extremos, que son las partes más bellas de la estructura arquitectónica. Estos belvederes son muy abiertos, con tres arcos al frente y dos arcadas laterales. Allí se colocó un altar posteriormente, que no responde al lugar original. En las partes altas se abrieron ventanales de triple arco, responsables, en parte, del efecto visual de disponer de tres pisos, aunque a efectos prácticos sólo se encargan de intensificar la iluminación de estas balconadas.

Belvedere (balconada o mirador). Santa María del Naranco

Las columnas tienen fustes con decoración sogueada y capiteles vegetales de grandes pencas que imitan rudimentariamente los acantos corintios grecorromanos.

Desde estos balcones situados en alto, el rey podía ser perfectamente visible por el pueblo. Queda claro que el uso de este notable edificio tenía gran valor propagandístico en favor de la legitimdad de la monarquía.

Piso Inferior

El piso inferior tiene la misma planta que el superior. Se cubre con una bóveda de cañón poco esbelta sobre arcos fajones para sustentar el peso del piso superior abovedado. No hay belvederes sino unos vanos en los extremos menores que permiten su acceso al interior.

Vanos del piso inferior

En consonancia con la entrada al piso superior con una escalera y el recinto a modo de capilla, hay en el piso inferior dos recintos, uno a modo de entrada y otro donde había una pequeña piscina ritual, con restos de unos desagües, ya que se rellenaba en cada rito que se hacía, respectivamente.

A la estancia del piso inferior que contenía la piscina se accedía por una puerta.

En el piso inferior hay dos estancias en los extremos sin finalidad litúrgica determinada, con unos muros anchos que sirven para sustentar los belvederes superiores, que se orientan al este y el oeste.

Uno de los hechos destacables de la disposición en dos pisos de este edificio es la falta de una conexión directa entre ambos por el interior.

Funciones de Santa María del Naranco como Aula Palatina

Muy probablemente, el aula palatina se empleaba como residencia real (palacio de verano) dedicada al ocio y sala de audiencias y reuniones del rey con los altos dignatarios del reino. Cuando se celebraban estas sesiones palatinas, los belvederes se cerraban con puertas de madera, separándolas del aula. Así quedaba una sala palatina pequeña, pero aislada del exterior. En este sentido hay que recordar aquí que la corte de este incipiente Reino Asturiano no debía estar formada por demasiados miembros.

Otra de las funciones de Santa María del Naranco era la realización de rituales de exaltación guerrera en las campañas militares. A través del texto "Ordo Visigothorum" sabemos que en primavera, cuando el rey marchaba a la guerra con sus ejércitos, en el aula palatina se celebraba un ceremonial cortesano de marcado carácter religioso.

En este ceremonial, el rey y el obispo accedían al piso inferior del aula, donde el prelado sumergía al rey en la piscina ritual con agua bendecida, para que recibiera el baño litúrgico. Después se le secaba y se le colocaba una túnica blanca. Posteriormente, el obispo, el rey y sus acólitos accedían al piso superior.

Desde los belvederes de Santa María del Naranco el rey se presentaba ante su ejército

Una vez aquí, al rey se le ungía, se le colocaba un manto y se le daba el lábaro, constituido por una cruz patada de tipo asturiano con los extremos de los brazos más anchos, que debía ostentar en la batalla, presidiendo así los ejércitos. Se exaltaba así una guerra de religión, de expulsión de los infieles, pero también de conquista. El obispo después bendecía a los caballeros nobles, desde la abertura de la capillita del piso superior. A la vista del ejército se realizaban todas estas ceremonias. Por último el rey pasaba de un belvedere a otro para recibir la aclamación del pueblo.

Conclusión

Santa María del Naranco es un magnífico edificio, único en su tiempo y estilo, que se adelantó en varios siglos a muchos elementos de la arquitectura románica, como la cubrición de un recinto con bóveda de medio cañón reforzada con unos arcos fajones que se corresponden al exterior con contrafuertes para contrarrestar sus empujes.

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Lugares España
 

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "IGLESIA DE SANTA MARÍA DEL NARANCO" en mayo de 2012