Redes sociales Suscripción al Boletín Informativo de ARTEGUIAS Instagram Arteguias Twitter Arteguias Canal Youtube Arteguias Facebook Arteguias
Próximos Viajes Guiados
Próximos cursos presenciales
ARTE ROMÁNICO rutas libros ARTEGUIAS
Viajes guiados
Cursos y seminarios presenciales
Barra de menú Suscripción al Boletín Informativo de ARTEGUIAS ARTE ROMÁNICO rutas libros ARTEGUIAS Información sobre el portal del arte románico ARTEGUIAS Noticias de patrimonio y monumentos - ARTEGUIAS Libros de arte - libreria de Arteguias Libros Historia Medieval y Medievalismo Documentales Vídeo y Música Arteguias Maquetas de monumentos ARTEGUIAS Artesanía medieval ARTEGUIAS Viajes guiados Revistas de Arte - libreria de Arteguias Tiendas Arteguias Tiendas Físicas Arteguias Boletines (Newsletters) Arteguias Cursos y seminarios presenciales Acceso a cursos de arte por Internet

Monasterio de Poblet, Tarragona


Viajes guiados
Librería de arte

Libro: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICO

Comprar libro

Título: ARQUITECTURA ROMÁNICA

Libro: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICO

Libros de arte - libreria de Arteguias


Información Arteguias


Arteguias

Inglés
The text of: "MONASTERY OF POBLET, TARRAGONA" are property of © Arteguias.com

Castellano
Los textos de "MONASTERIO DE POBLET, TARRAGONA" son propiedad de Arteguias.com.

Monasterios España

Barra de Redes Sociales Suscripción al Boletín Informativo de ARTEGUIAS Canal Youtube Arteguias Facebook Arteguias Twitter Arteguias Instagram Arteguias

Guía del Real Monasterio de Poblet, Tarragona

Introducción

Libro: Iconografía y Simbolismo RománicoEl Real Monasterio de Santa María de Poblet es uno de los mayores -en tamaño- monasterios cistercienses de Europa. Pero por encima de esto, su importancia radica en la más que notable conservación de su iglesia y, especialmente, sus dependencias claustrales como, por ejemplo, el dormitorio de monjes, del que luego nos ocuparemos. Por este motivo, fue declarado en 1921 Monumento Histórico Artístico de carácter nacional y más recientemente Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1991.

También, a nivel religioso, Poblet ha alcanzado el título de Basílica Menor concedido en 1963 por el Papa Juan XXIII.

Real Monasterio de Poblet: Una de las pandas del claustro de estilo gótico

Actualmente sigue albergando una comunidad de monjes por lo que algunas dependencias se pueden ver desde el claustro pero no es posible entrar en ellas por ser espacio reservado para la comunidad monacal como, por ejemplo, la Sala Capitular o la Sala de Monjes.

La sala capitular de Poblet es un espacio reservado para la comunidad de monjes que habitan este monasterio

Algunos apuntes históricos

Avanzada la Reconquista de lo que luego fue el territorio de la Cataluña Nueva, Ramón Berenguer, conde de Barcelona, llamó a los cistercienses de la abadía de Fontfroide, con filiación en Clairvaux, para ayudar en la repoblación de territorios próximos a la frontera con los musulmanes. El lugar elegido fue un Poblet, donde se asentaba una pequeña comunidad de cenobitas.

En 1150 los monjes del Císter se afincan en este lugar comenzando a atraer a la nobleza catalana y a recibir los favores reales y señoriales. Alfonso lI el Casto, rey de Aragón, conde de Barcelona e hijo de Ramón Berenguer IV, concede sus preferencias a Poblet al hacer del monasterio el panteón real de la Corona de Aragón. Con Pedro el Grande, el panteón pasó a radicar durante un breve lapso de tiempo en el cercano monasterio cisterciense de Santa María de Santes Creus para volver definitivamente a Poblet con Pedro IV el Ceremonioso.

Uno de los factores que amplió la importancia del Monasterio de Poblet es que se convirtió en Panteón Real

De Poblet provendrán los monjes de algunos nuevos monasterios cistercienses fundados en la Corona de Aragón como Santa María de Piedra (Actualmente en Zaragoza), Santa María de Benifassà (provincia de Castellón) y el Monasterio de Santa María la Real de Mallorca.

Como toda institución humana con siglos a sus espaldas el monasterio de Poblet sufrió todo tipo de vaivenes con momentos de gloria y también de tribulación como la Peste Negra de mitad del siglo XIV, la guerra entre Aragón y Castilla en tiempo de Pedro IV el Ceremonioso, con la subsiguiente fortificación del recinto; el antipapado de Pedro de Luna; las destructoras guerras de los siglos XIX y XX, etc.

Puerta románica de comunicación de la Panda de Conversos con el claustro

A comienzos del siglo pasado se creó el Real Patronato de Poblet, comenzando así su restauración y en la actualidad se encuentra en un estado muy óptimo de conservación. Administrativamente Poblet está englobado en el municipio a Vimdodi, en la provincia de Tarragona.

El claustro del monasterio con el palacio del rey Martín el Humano al fondo

Muralla

El monasterio tiene una gran muralla para ejercer la vida en clausura de los monjes y para defenderlos de posibles agresiones, tanto a ellos como a los restos mortales de los numerosos reyes que fueron aquí sepultados.

Puerta Real entre dos enormes torres militares

Rodea la iglesia, el claustro, sus dependencias anejas y otros edificios que componen el complejo monástico. La puerta real, que es el acceso medieval al núcleo claustral del cenobio, es una puerta de medio punto con grandes dovelas abierta en dicha muralla flanqueada por dos espectaculares torres poligonales con matacanes sobre ménsulas que recuerdan a las Torres de Serrano de la muralla de Valencia o a la Puerta de San Miguel de Morella (Castellón).

Escudo con inscripción alusiva a l monarca que mandó edificar la Puerta Real

Iglesia

La iglesia del monasterio de Santa María de Poblet fue iniciada en el año 1166 y antes de finalizar el siglo XII estaba construida. Al haberse realizado en un lapso de tiempo no demasiado amplio, el edificio muestra una acusada homogeneidad.

Capilla mayor de la cabecera

La fachada occidental del templo abacial tiene un nártex barroco. Tras él, aparece la auténtica puerta original de la iglesia, de estructura totalmente románica, compuesta por cinco arquivoltas de medio punto con baquetones y escocias, gurdapolvos liso, tímpano, jambas y dos parejas de columnas. Encima hay un gran rosetón.

Una vez en el interior apreciamos la amplitud con la que fue edificada pues mide unos 85 metros de longitud, 21 metros de ancho y 28 metros de altura.

Nave central románica de la iglesia abacial del Monasterio de Poblet

Su planta es de cruz latina mediante tres naves de siete tramos, transepto acusado en planta en cuyos dos brazos se abrió una capilla. La cabecera consta de capilla mayor con bóveda de horno con nervios meridianos, rodeada por una girola con cinco absidiolos radiales que son muy románicos porque se articulan mediante arcos de medio punto y bóvedas de cuarto de esfera y medio cañón.

La girola cuenta con cinco absidiolos muy románicos arquitectónicamente hablando

La girola está formada por tramos trapezoidales que se cubren, como es muy frecuente en la arquitectura medieval europea, mediante pequeñas bóvedas de crucería necesariamente irregulares con nervios baquetonados.

Los espacios trapezoidales de la girola se cubren con bóvedas de crucería de pequeño tamaño

Originalmente, dicha capilla principal se comunicaba con la girola mediante grandes arcos sobre columnas pero en la actualidad dicha comunicación está tapada por un muro y un magnífico retablo de alabastro del siglo XVI, realizado por Damián Forment.

Retablo de Damián Forment

La nave central y la del transepto tienen bóvedas de medio cañón apuntado con arcos fajones. Las laterales, por su parte, cuentan con bóvedas de crucería en las que los arcos son muy apuntados.

Las naves laterales de la iglesia del monasterio de Poblet se cubren con bóvedas de crucería

El crucero lleva una bóveda de crucería simple y sobre él se construyó en época gótica una torre campanario que simula un cimborrio sin serlo. Tiene planta octogonal y grandes vanos apuntados con tracerías caladas y gabletes.

Torre campanario sobre el crucero de la iglesia

La separación de las naves se ejecuta mediante arcos formeros ligeramente apuntados sobre pilares de sección de cruz griega con una semicolumna en cada cara con capiteles mayoritariamente lisos. Las correspondientes a los arcos fajones están truncadas antes de llegar al suelo, artificio muy propio del Císter.

Encima de los formeros se abren sencillos ventanales de derrame interior bajo arcos de descarga

Alzado de la nave central de la iglesia del monasterio

Como se indicó anteriormente, el monasterio de Poblet fue elegido como panteón real. Es por ello que encontramos un espectacular doble monumento funerario entre el crucero y ambos brazos del transepto.

Aspecto de la iglesdia abacial y su panteón real desde la escalera de maitines

Tienen forma de enormes sarcófagos con cubierta angular a dos aguas. Todo ello se construyó sobre arcos rebajados o escarzanos que permiten el paso inferior. También hay sepulturas en la base de los pilares que tienen enfrente.

Uno de los reyes enterrados

En total, éstos son los monarcas de la Corona de Aragón enterrados aquí: Juana de Ampurias, hija de Pedro IV el Ceremonioso, Jaime I el Conquistador con doble estatua, Alfonso II el Casto, Martín el Humano, María de Navarra y Eleonor de Portugal, esposas de Pedro III, Pedro IV el Ceremonioso y Eleonor de Sicilia, Juan I el Cazador y su esposa Violante de Bar, Marta de Armagnac, esposa de Juan I, Fernando I de Antequera con doble estatua y su esposa Leonor de Alburquerque (que no fue nunca enterrada aquí en Poblet, aunque tiene la sepultura preparada), Juan II con su doble estatua y su esposa Juana Enríquez y, por último, Alfonso IV el Magnánimo.

Dos estatuas yacentes del panteón real

Claustro

El claustro se sitúa, en este caso, al norte de la iglesia abacial. Las pandas se cubren con bóvedas de crucería mientras que las arquerías que comunican con el patio central abarcan desde formas románicas tardías a contundentemente góticas.

Panda románica del mandato. Claustro del Real Monasterio de Poblet

De modo que la panda del mandato -la aneja al muro lateral de la iglesia- es la románica, formada por tramos con dos grandes arcos de medio punto sobre columnas pareadas de capiteles vegetales y trasdosado el conjunto por arcos apuntados.

Una de las pandas del claustro con sus bellos arcos góticos

Las otras tres pandas (del capítulo, del refectorio y de conversos) son ya góticas con sus arcos muy apuntados con tracerías trilobuladas más óculos con forma tetrafoliada. En lo único que se diferencian entre sí es en el número de vanos de cada de tramo: dos, tres y hasta cuatro. Como contrarresto de los empujes oblicuos de las bóvedas hacia el interior del patio se dispusieron entre los tramos una gruesa columna de fuste cilíndrico hacia el patio que lo confiere monumentalidad y relaciona este claustro cisterciense con el de canónigos de la catedral de Tarragona.

Lavatorio

La galería norte (del refectorio) da acceso al inconfundible lavatorio cisterciense. Consta éste de dos tazas de mármol, saliendo el agua por treinta y un chorros. El lavabo está protegido por un templete de planta hexagonal cubierto por bóveda de seis nervios que se apoyan en columnas adosadas a las laterales de los arcos bíforos y a las de los arcos mayores que engloban a estos, todos ellos de medio punto. Vanos en forma de rombo aligeran el diafragma existente entre los arcos mayores y pequeños y añaden un toque de delicadeza y ligereza al conjunto.

Poblet: interior del lavatorio

Cuando se pasea por este claustro del Monasterio de Poblet hay que observar el gran número de sarcófagos existentes en los muros de las citadas pandas que corresponden a personajes de familias nobles que fueron benefactores del cenobio durante siglos.

La Puerta de los Monjes con sus cinco arquivoltas de medio punto comunica la panda del capítulo del claustro con la iglesia.

La Panda de los legos o conversos

Es la primera a la que acceden los visitantes del monasterio y se llega a ella desde la Puerta Real. Situada al oeste del claustro, esta zona servía para albergar las salas habitables por los subalternos de los monjes que eran los legos o conversos y que se ocupaban de gran parte del trabajo físico como el cultivo de las tierras fueras del monasterio y el cuidado de las mercancías guardadas en los almacenes. Aunque con serias transformaciones, se conservan en Santa María de Poblet:

  • Cilla y dormitorio de legos o conversos
  • Refectorio de legos o conversos

A medida que los legos o conversos fueron desapareciendo de los monasterios y la economía de Santa María de Poblet dependió más directamente de la producción de vino, estas dos dependencias cambiaron de función en el siglo XIV para convertirse en lagar y bodega respectivamente.

Refectorio de legos o conversos

Antigua cilla luego convertida en lagar

La antigua cilla o almacén y dormitorio de legos se convirtió en la época indicada en lagar o espacio donde se pisaba la uva y, mediante una canalización, se llevaba el mosto hasta la bodega. A este siglo XIV corresponde la sólida bóveda de crucería con el escudo del abad Copons (1316-1348).

 

Lagar

Antiguo refectorio de legos o conversos convertido en bodega

Enfrente del lagar, encontramos el que fuera antiguo refectorio (comedor) de los hermanos legos. Es una sala rectangular amplia, de muy noble arquitectura, dividida en dos naves de cinco tramos (diez espacios en total) mediante una hilera de cuatro columnas centrales de cortos fustes ochavados con capiteles lisos de donde parten ocho arcos para formar las bóvedas de crucería del techo.

Durante el siglo XIV esta dependencia cambió de función convirtiéndose en bodega. Para ello hubo que excavar tres metros de profundidad para tener espacio para almacenar el mosto y el vino. En la actualidad se ha vuelto a colocar un suelo elevado hecho en madera, a la misma altura que se encontraba en el siglo XIII, pero se han dejado junto a los muros unas hendiduras estrechas para que los visitantes puedan comprobar la enorme profundidad a la que se encuentra el suelo practicado tras su transformación en bodega.

Antiguo refectorio de legos del Monasterio de Santa María de Poblet, que luego se convirtió en bodega

Panda del Refectorio

La estancia más importante de la panda oeste es el refectorio y a un lado y otro de se encuentran la cocina y el calefactorio, de época medieval los tres, aunque con algunas reformas.

Cocina

La cocina del monasterio se ocupaba de preparar los alimentos por igual tanto a monjes como legos, de ahí que haya en los muros opuestos sendos huecos de comunicación con los respectivos refectorios. La cocina que vemos actualmente es del siglo XIII con su clave de bóveda de crucería circular que se encontraba abierta para el desalojo de los humos, pero ha sido reacondicionada en varios momentos de su historia, especialmente en el siglo XIX.

Bóveda de la cocina monacal

Refectorio de monjes

Al lado de la cocina y frente al lavabo antes citado se encuentra el refectorio de los monjes, impresionante en su austeridad y con una infrecuente fuente octogonal en medio. Es una sala alargada abovedada con medio cañón apuntado con arcos fajones que se prolongan en columnas adosadas a los muros que no bajan hasta el suelo, al partir de ménsulas a mediana altura, como sucede en la iglesia abacial.

Refectorio de los monjes del Monasterio de Santa María de Poblet. No es demasiado grande y cuenta con una fuente en su interior

En el frente occidental de esta gran estancia se abrieron don grandes y austeros ventanales de iluminación. Son alargados semicirculares con fuerte derrame para aprovechar al máximo la luz, sin molduración, de aristas vivas.

Calefactorio

Era el único lugar que, mediante chimenea, se conservaba caliente para que los monjes pudieran caldear sus manos y las tintas para poder hacer su trabajo de escribas en el Scriptorium o Sala de Monjes. También se empleaba como barbería.

En el monasterio de Poblet el calefactorio es una pequeña sala rectangular completamente abovedada con medio cañón. Se ilumina mediante tres vanos de medio punto abiertos en el muro norte.

Calefactorio

Panda del Capítulo

Sala Capitular

Tras la antigua sacristía, tenemos la sala capitular románica de principios del siglo XIII, que como es norma en la arquitectura del Císter es un espacio cuadrangular segmentado en nueve módulos de pequeño tamaño cubiertos con bóvedas de crucería cuyos nervios surgen desde cuatro columnas de sobrios capiteles vegetales. Dichos nervios de las ojivas se apoyan en las características columnas de las esquinas y las ménsulas de los muros. Esta sala capitular de Poblet es destacable por su amplia superficie y altura, además de por los tres grandes y elegantes ventanales del muro opuesto a la entrada.

Monasterio de Poblet: Sala Capitular

Scriptorium o Sala de los Monjes

El scriptorium está constituido por dos salas del siglo XIII, separadas por un muro. Constan de dos naves divididas por altas columnas de fuste cilíndrico y capiteles ochavados de donde nacen los nervios en forma de palmera de las bóvedas de crucería. Se trata del lugar donde los monjes copiaban a mano diversos códices, además de un espacio dedicado para los novicios.

Antigua Sala de Monjes (Scriptorium) luego convertida en Biblioteca

En el siglo XVII el scriptorium fue convertido en la biblioteca del monasterio, cuando con la invención de la imprenta empezó a crecer el número de libros que se atesoraban en el cenobio.

Dormitorio de los monjes

En el piso superior, sobre la sacristía, la sala capitular, el locutorio y la sala de monjes se construyó el primitivo dormitorio de lo monjes.

Majestuoso aspecto del Dormitorio de los Monjes

Es una inmensa e impresionante sala cubierta por techumbre de madera a doble vertiente sobre grandes arcos diafragma que nacen de columnas truncadas en forma de "cul de lampe" cuyos capiteles son, en su mayoría, de entrelazos finamente cincelados. También hay algunos zoomorfos.

Columna truncada con forma de cul de lampe en el dormitorio de los monjes de Poblet

Indudablemente, este dormitorio de monjes de Poblet se asemeja al de su hermano de Santes Creus aunque el de Poblet es bastante más vertical y espacioso.

Escalera y puerta de maitines

También se conserva la puerta y escalera de maitines por la que los monjes entraban a la iglesia en la primera de las horas canónicas, rezada de madrugada. La sensación que se tiene al poder contemplar la iglesia desde lo alto de esta calera es inenarrable.

Otras dependencias del monasterio

El resto de las construcciones, salvo la enfermería y la capilla y el claustro de Sant
Esteve (separados del conjunto descrito), corresponden a etapas constructivas posteriores a las de los siglos XII y XIII.

Entre ellas destaca la Capilla de Santa Catalina de Alejandría que se encuentra cerca de la portería al oeste del cuadrado claustral. Es un edificio románico arcaizante iniciado en 1244 y consagrada en 1250. Tiene una sencilla planta rectangular sin individualización del ábside. La entrada es una sencilla puerta de dos arquivoltas y dos columnas abierta en el muro oeste.

Fachada occidental de la Capilla de Santa Catalina de Alejandría

Se trata de la Capilla de Forasteros, con funcionalidad litúrgica para los peregrinos que albergaba la hospedería y los laicos del lugar, puesto que éstos no podían acceder a la iglesia abacial por ser espacio de clausura a donde sólo podían acceder los monjes y los legos.

Capilla de Santa Catalina de Alejandría

Otro edificio bajomedieval muy destacable del Monasterio de Poblet es el palacio del monarca Martín el Humano, convertido actualmente en museo. Se accede a él mediante una escalera. Se trata de un edificio de planta rectangular y con techumbre de madera a dos aguas sobre arcos diafragma apuntados. Su arquitecto fue Arnau Bargués que lo embelleció siguiendo un elegante estilo gótico flamígero como queda constatado en los ventanales -de arcos agudos o adintelados- muy preciosistas. Anexo hay un pequeño edificio que es la capilla palatina.

Palacio del rey Martín el Humano

La colección del museo abarca obras pictóricas, de imaginería y un lapidario. De época medieval hay que destacar la colección de capiteles románicos y de fragmentos de escultura.

Sala del Museo que expone capiteles románicos

Muy especialmente hay que fijarse en la colección de estelas funerarias procedentes del cementerio de laicos. Las hay con inscripciones, cruces y otros motivos geométricos. Algunas llevan grabadas interesante figuración religiosa como Agnus Dei.

Estela funeraria expuesta en el museo del Monasterio de Poblet

Libro: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICO

Suscripción Suscripción al Boletín Informativo de ARTEGUIAS
 
Página Principal ARTE ROMÁNICO rutas libros ARTEGUIAS
 
Monografías Monumentos España
 
Monasterios Monasterios España
 

Cursos Online
Próximo viajes guiados
Próximos cursos presenciales
Acceso a cursos de arte por Internet
Viajes Guiados
Cursos y seminarios presenciales

Última actualización de "GUÍA DEL MONASTERIO DE POBLET, TARRAGONA" en junio de 2022

AVISO LEGAL